Estudio científico afirma que cuidar de los nietos ayudaría a prevenir la demencia

Qué maravilla el poder tener aun con nosotros a nuestros cuatro abuelos ¿cierto? Quienes los tienen no cabe duda de que son muy afortunados, pues estarán de acuerdo que ellos son los mejores ángeles que podemos tener en la tierra, siempre dispuestos a ayudarnos, siempre tan consentidores, amorosos y los mejores cómplices que nunca tendremos.

Los abuelos son amor infinito, una fuente de cariños, consejos y sabiduría inagotable. Siempre terminan metiendo las manos al fuego por nosotros aun cuando nos conocen a la perfección y saben de lo que podemos llegar a ser capaces. Muchos suelen sustituir muy bien a los padres cuando por uno u otro motivo estos no pueden hacerse cargo de los hijos, terminan siendo los mejores súper héroes sin necesidad de llevar capa y es que son puro amor que nunca dirán –no- al tenerse que hacer cargo de sus nietos, ya sea por unas horas, unos días o una vida entera.

 

 

Con el tiempo las energías se van desgastando, las dolencias comienzan a hacerse más presentes pero aun así ellos dejan todo de lado para enfocarse en el cuidado de sus nietos y darles calidad en los momentos.

El especialista en demencia senil y Alzheimer, Jonathan LaPook, asegura que aquellos abuelos que cuidan de sus nietos y suelen pasar mucho tiempo con ellos, pueden prevenir a gran escala la demencia. LaPook expuso también que no sólo los abuelos pueden beneficiarse sino también los mismos nietos al pasar tiempo juntos, pues estos siempre reciben las mejores enseñanzas y con mayor paciencia de la que los padres tienen, además, la convivencia les permite a los abuelos mantenerse más activos de lo normal, beneficiando así su salud.

 

 

La explicación del especialista se debe a que cuidar de niños demanda mucha concentración y energía, además, a medida que estos crecen, requieren de más cuidados y atención, se vuelven muy curiosos y por eso el manejo de la información por parte de los abuelos debe ser bien seleccionada y tener mucho cuidado con ella. Todo esto convierte a los abuelos en adultos más sanos, no sólo física sino también mentalmente.

También es cierto que entre más edad tengan, más inquietos son los niños, las preguntas no se hacen esperar pues todo su entorno les parece fantástico, todo les inquieta y disfrutan de explorar cada rincón. Las aventuras y los descubrimientos están a la orden del día, así que los abuelos necesitan estar siempre alerta, tras ellos, de un lado a otro, realizando así la actividad física que normalmente no harían, beneficiando su salud considerablemente.

 

 

Sin embargo, es necesario no abusar, las actividades deben ser moderadas pues debemos recordar que los adultos de la tercera edad  se desgastan más fácilmente cuidando a los pequeños. Está bien cuidar a los pequeños dos días a la semana, aclarando que no las 24 horas del día, pero cuidar a los nietos más de cinco días y además seguidos, podría causar molestias en los abuelos, pues aunque se ha mencionado que es bueno estar en movimiento, también es cierto que ellos necesitan de un descanso tanto físico como mental y sobre todo reponer energías.

Te anexamos el siguiente vídeoque nos comparte una valiosa información:

 

 

Todos sabemos que los abuelos suelen cuidar mejor a los pequeños por su experiencia, sin embargo, no es bueno abusar de ellos, ellos ya educaron a sus hijos y no resta más que consentir a los nietos. ¡Valora a estos ángeles que tenemos en la tierra! COMPARTE esta información con tus conocidos. 🙂

Comparte esta información con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *